Inicio / Columnas / [COLUMNA] El emprendimiento en Chile

[COLUMNA] El emprendimiento en Chile

Si bien todos sabemos que Chile es uno de los mejores países para vivir en Latinoamérica, tanto sus Índices de desarrollo humano, cómo sus ingresos per cápita, se promedian altos respecto a sus vecinos, pero es justamente ahora donde Chile vive periodos confusos y convulsionados del punto de vista social, llegan cada día más personas del exterior con la intención de quedarse, diferentes movimientos sociales van tomando forma, cada día tenemos más problemas con las pensiones y la salud pública está prácticamente en quiebra, con los niveles de deuda públicos más altos de la historia, y el populismo en general que plantea convertir a nuestra nación en la Noruega de Latinoamérica, diciendo que es perfectamente posible sin indicarnos claramente de donde sacaran los recursos para todas las reformas que se plantean, se sienta cómo una sombra que amenaza el crecimiento de Chile cómo país.

Luego de esa breve introducción pasemos a lo que nos convoca, no es un hecho desconocido el que la mayor parte de los empleos en Chile son otorgados actualmente por las pymes, qué en general son también las grandes pagadoras de impuestos, dado que cómo todos sabemos que las multinacionales por lo general pagan impuestos en su casa matriz y pocas veces en los países donde tienen entidades legales.

¿Entonces por qué los chilenos somos tan buenos emprendiendo? En mi personal opinión creo que es un tema cultural, de ambición, además de que el país cuenta con un alto nivel de consumismo en la región, es decir la mayor parte de la población gasta la totalidad de sus ingresos, no se ahorra, el alto acceso al crédito, en Chile tienes un 90% de la población aproximadamente con acceso a alguna tarjeta de crédito, por lo tanto, tenemos un poder adquisitivo aumentado frente a la región, se pueden constituir las empresas en un periodo muy corto respecto a otras naciones, eliminando gran cantidad de la burocracia anterior, por trámites que se pueden realizar online, así también eliminando costos innecesarios, cómo el de contratar a un abogado, la administración tributaria ha demostrado ir en buen camino, modernizándose y permitiendo que cada día más trámites puedan realizarse en línea, así como también se ha facilitado el cumpliento tributario, de forma que los impuestos que pagan las pymes, son simples y eficientes, así como sistemas de tributación simplificada.

 

Cómo podríamos mejorar más aún hasta convertirnos en la mayor potencia en el continente en términos de competencia y sustentabilidad, aquí algunas propuestas.

  • Atraer toda la inversión extranjera de grandes empresas que podamos: dar regímenes tributarios especiales, para todos quienes inviertan en Chile más de un millón de dólares y creen más de 100 empleos.
  • Recargo impositivo a las empresas más contaminantes: aquí hay tema importante que forma parte del entorno, muchas empresas deberían pagar impuestos ambientales y directa ayuda de las comunidades, ecosistemas afectados, y por qué no, que esos impuestos puedan ser utilizados para dar fondos concursables para emprendimientos sostenibles de esas comunidades, estos podrían por ejemplo ser administrados por alguna corporación privada para evitar la manipulación de operadores políticos.
  • Migración selectiva: Este fue el nombre con el que se vinieron granjeros y otros pioneros principalmente alemanes, italianos y croatas, a industrializar y desarrollar actividades agrícolas en el sur de Chile, de esa misma forma el gobierno hasta hace poco lanzo una iniciativa bastante interesante (hay que apoyar las buenas ideas) visa Tech, que propone que las personas que vengan a crear emprendimientos que puedan tener impacto global, puedan obtener la residencia en 15 días, a esto debería agregarse también que introdujeran cierto capital a Chile, al menos unos 100 mil dólares.
  • Organizar el proceso de migración: La sobre abundancia de trabajadores está probado por todos los métodos que no les sirve a los trabajadores en general, entre más oferta de mano de obra disponible, menor es el salario por el qué dicha mano de obra estará dispuesta a trabajar, acá lo que se debería hacer es emular el modelo canadiense, que procura, generar visas de acuerdo a las necesidades laborales del país, es decir si Chile necesita trabajadores para el área de construcción, está demande se debería cuantificar por el ministerio de trabajo para poder, informar a extranjería y el registro civil, cuantas visas de trabajo se pueden emitir y sólo entonces iniciar procesos migratorios, cuando estos procesos son ordenados y controlados, generan un gran aporte al país.
  • Servicio de impuestos internos autónomo: No nos son ajenas las veces en qué nuestro ente fiscalizador actúa con dureza e imparte sanciones y multas a las pymes, permitiendo al mismo tiempo que las grandes empresas defrauden al estado, financien campañas políticas y comentan otros tipos de malas prácticas, que parecieran ser condonadas y olvidadas por el sector político, el SII no debe depender del ministerio de hacienda, para poder lograr que las empresas y ciudadanos tengan confianza en esta institución y se vean con la suficiente confianza para invertir y generar negocios en Chile, el SII debe ser una institución alejada de los operadores políticos, y debe centrar todos sus esfuerzos en facilitar aún más el cumplimiento tributario.
  • Pymes sin impuestos por 2 años: Cómo forma de apoyar el inicio de nuevas pequeñas empresas, el estado debería dejar libres de impuestos a cada pequeña empresa por 2 años cómo máximo, desde su inicio de actividades, para facilitar la creación de empleo, al tercer año la Pyme debería incorporarse al régimen normal de tributación.
  • Cambiar el modelo educativo: Una de las cosas que necesitamos con urgencia en Chile, es dejar de creer que la educación universitaria es la solución a todos los problemas, deberíamos incluir grandes esfuerzos, en la educación media técnico profesional, para que se pueda realizar de manera dual, medio día estudios, medio día de trabajo, y reforzarla con educación técnico profesional de 2 años, eso nos permitiría sacar al mercado jóvenes con experiencia laboral y experiencia tecina, de rápido acceso al mundo laboral, y no ingenieros y periodistas por millones (ejemplo) que si tienen suerte terminaran realizando un trabajo técnico, o lo que es peor, cómo obreros dado que no hay oportunidades para profesionales sin experiencia en su sector.
  • Inversión en sectores claves para el desarrollo nacional: Otro de los puntos principales es el que el estado debería apoyar con fuerza los sectores donde tenemos grandes oportunidades de crecimiento, cómo por ejemplo el turismo aventura y sostenible, aquí es donde se deberían hacer mayores inversiones y retocando el punto anterior, porque no becas gubernamentales para técnicos en turismo bilingües, aquí el modelo a seguir sería Costa Rica por ejemplo, que recauda impuestos especiales de los turistas y hace de esto el principal ingreso del país.

 

Si en vez del populismo nos dedicáramos a trabajar sobre la base de estos puntos, importando buenas ideas probadas en otros países, no cabe duda alguna de cómo podría transformase nuestro país para bien, ahora sólo nos queda tomar decisiones inteligentes a la hora de dar nuestro voto a tal o cual candidato, y entender que el entorno político afecta directamente nuestra calidad de vida y posibilidades de emprender.

Gabriel Catalán, MBA, Contador.

Revisa tambien

[COLUMNA] La candidatura del Frente Amplio es resultado del declive intelectual de Chile

NO + AFP! Gritan furiosos varios manifestantes en las calles. Las redes sociales llenas de …

Comentarios