Inicio / Columnas / [COLUMNA] El fenómeno Beatriz Sánchez y su avance en las encuestas no es la gran cosa

[COLUMNA] El fenómeno Beatriz Sánchez y su avance en las encuestas no es la gran cosa

Hace poco se dio a conocer la encuesta Criteria Reseach que muestra un significativo avance por parte de la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, es más, incluso la deja como la única candidata presidencial con opciones claras de poder derrotar a Sebastián Piñera en una eventual segunda vuelta electoral.

 

El fenómeno Sánchez no es algo inusual, si miramos las últimas 2 elecciones presidenciales se repite el patrón de un candidato “revelación”, el 2009 y 2013 ocurrió un fenómeno bastante similar con Marco Enríquez-Ominami y Franco Parisi, candidatos que además también se presentarán a este periodo de elecciones, que probablemente sean las elecciones con más candidatos en la historia del país. Recordemos que las elecciones pasadas se presentaron 9 candidatos y sólo pasaron a segunda vuelta, la entonces candidata de la Alianza Por Chile, Evelyn Matthei y la actual presidenta de la república, Michelle Bachelet.

El candidato revelación el año 2009, Marco Enríquez-Ominami obtuvo un 20.13% de las preferencias y en el 2013 bajó a un 10.98%, ubicándose en ambas elecciones en el 3er lugar, sin embargo para el 2013 quedó en 4ta posición en todas las regiones del país, excepto en la región metropolitana; cediendo bastante terreno regional al entonces candidato independiente, Franco Parisi.

MEO estos últimos años ha estado en el centro de la polémica por verse involucrado en un par de casos de corrupción (OAS Y SQM), su partido político el PRO, ha tenido la mayor fuga de militantes desde que este se fundó legalmente ante Servel, fruto de esta situación en la última encuesta Adimark, MEO aparece con un 0% de las preferencias en su aspiración presidencial.

Por otro lado, Franco Parisi, candidato que las elecciones pasadas obtuvo el segundo lugar de los votos en la 2da región, por sobre Evelyn Matthei, volvió al terreno presidencial; pero no con el mismo auge que la vez pasada, esta vez apuesta por el voto conservador y ha sido interpelado por el drástico cambio en sus propuestas, principalmente de carácter valóricas, tras el apoyo de un movimiento evangélico. Parte de esta situación lo tiene con menos del 10% en casi todas las encuestas, pero aún así es un candidato con un peso significativo y no menospreciable dentro de los que aspiran a ganarle al “duopolio” político.

Las experiencias pasadas nos demuestran que los votos de los candidatos revelación son significativos, pero en ninguno de los casos se acercaron fuertemente como para alcanzar a llegar a una segunda vuelta, es más, en la últimas elecciones ese voto se dividió en 2, Parisi y MEO.

Ahora el fenómeno es más complejo aún, tenemos a esos 2 candidatos que ya participaron en periodos anteriores, además hay que sumar a Carolina Goic, quién tras la ruptura entre la DC con la Nueva Mayoría se presentará directamente a primera vuelta, por su parte en Chile Vamos ocurrió una situación similar con José Antonio Kast, candidato ultra conservador y representante del voto pinochetista, que se desligó de participar en las primarias del conglomerado de centro derecha y al igual que todos los candidatos antes mencionados. se presentará directamente a la papeleta en primera vuelta el 19 de noviembre del presente año.

Más abajo nos encontramos con otras candidaturas más pequeñas, pero que también dividen y obtienen votos en primera vuelta, votos que hacen aún mas difícil el camino de un outsider para pasar a segunda vuelta, entre estos tenemos a Carola Canelo, Marcel Claude, Roxana Miranda, Eduardo Artés, Tomás Jocelyn Holt y Nicolás Larrain.

Existe gran posibilidad que más de alguno de estos candidatos no logre reunir las firmas y decida dejar la carrera presidencial, sin embargo todos estos han mostrado sus diferencias con la candidata del Frente Amplio, por ende en caso de llegar a primera vuelta si o sí le quitan terreno electoral y además se debe considerar que gran parte de estos pertenecen al mismo sector votante que Beatriz Sánchez, que es la izquierda más dura o la izquierda que no pacta con la Nueva Mayoría, a excepción de Tomás Jocelyn Holt quién tiene un voto minoritario pero más bien liberal y Nicolás Larraín quién no es para nada cercano a ningún tipo de izquierda, incluso se declaró a favor de las políticas que ha llevado a cabo Donald Trump en EEUU.

Otro punto a considerar es la cercanía de Sánchez con el candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, quienes son colegas de profesión, fueron compañeros de trabajo y además íntimos amigos, incluso cuando el candidato de la Nueva Mayoría dejó la televisión para dedicarse a la política, esta dejó caer en vivo y en directo un par de lágrimas en medio de la despedida de su gran amigo. Sánchez tendrá que pelear palmo a palmo votos con él, cuestión que hará dividir aún más el voto de la izquierda y centro izquierda.

Por último respecto a Sánchez, de momento disfruta de estar en el peak de la fama “presidencial”, principalmente por su disruptiva aparición y ser además un personaje televisivo medianamente conocido y querido, que goza de la particularidad que tuvo en su momento la actual presidenta Bachelet, esa de ser una candidata amable, sonriente y con buenas intenciones, pero a la hora de los debates y que revele sus propuestas, como por ejemplo, su nostalgia por Salvador Allende y el gobierno de la Unidad Popular o comience a hablar sobre sus potentes intenciones de poner pie fuerte en el acelerador para aprobar el aborto libre (cuestión en la que estoy de acuerdo), pero gran parte de la población chilena no lo está, el escenario para la candidata se pondría aún más complejo y gran parte de ese apoyo podría  diluirse entre los otros candidatos.

En fin todo este conjunto de sucesos y el escenario futuro que debe enfrentar, hacen que lo demostrado en las últimas encuestas se esfumen rápidamente con el paso de un par de meses, si es que esto no ocurre antes que ese periodo de tiempo.

Por Álvaro Concha,

Emprendedor, Microempresario y Libertario.

Revisa tambien

[COLUMNA] Falso, los países nórdicos no son socialistas

Estoy bastante aburrido de que los variados socialistas miren a países como Finlandia o Suecia …

Comentarios