Inicio / Columnas / [COLUMNA] ¿Sigues creyendo que el capitalismo te explota?

[COLUMNA] ¿Sigues creyendo que el capitalismo te explota?

¿Te acuerdas? ¡Si, tú! ¿Te acuerdas? Hagamos memoria. Saliste del colegio con notas reguleques. No pudiste entrar a una universidad tradicional, pero ingresaste a una privada. Después de dos o tres tropezones terminaste tu carrera. Listo para el mundo laboral. ¿Mejoró la memoria? Sigamos entonces.

Conseguiste una pega. No la mejor del mundo, peor fue tu primer paso en el mundo real. Tu situación financiera mostró cambios positivos al poco tiempo, no fue suficiente para ti. Tú querías más. Razonable creo yo. Ahora comienzas a recordad al parece. Continuo pues.

Luego de tratar por aquí y por acá tu pega mejoró y tus lucas aumentaron. Tu familia comenzó a vivir dignamente. No faltaba ni comida ni entretención. El LCD del porte de tu pared estaba ya en tu habitación. Le compraste la última consola de juegos a tus hijos. A tu señora le compraste el IPhone recién lanzado. Si, ya te vas acordando. Aun hay más.

Lograste lo que tus padres nunca pudieron. Llegaste donde deseabas, pero nunca creíste que podrías. ¿Ahora te quejas contra el sistema? Tienes tu tarjeta de mulititienda al límite por pagar la tele en cuotas. La línea de crédito ya sin cupo por la consola de juegos. La tarjeta de crédito colapsada intentando para el IPhone.

¡Qué malo es el sistema! Nos ha transformado a todos en unos consumistas y materialistas. El malvado Paulmann te reventó la tarjeta con la TV nueva. Falabella se encargó de que usaras toda tu línea de crédito en la consola. Finalmente, Entel te forzó a usar tu Mastercard para comprar ese IPhone. ¡Malvados empresarios materialistas!

Pero el capitalista detrás detrás de la librería Antártica no te volvió un consumista de libros de filosofía. El burgués tras el teatro Mori no te llamó la atención con las charlas de historia. Antes de que se me olvide. Teatro Nescafé no te endeudó con una ópera transmitida en vivo desde Nueva York.

Ese libro que te hubiera enriquecido el espíritu. Ocupado menos espacio en tu habitación. Que te hubiera costado menos cuotas. Esa charla de historia que le podría haber enseñado a tus hijos lo que no les han enseñado en el colegio. En lugar de la consola que sólo los aturde frente al televisor. Esa ópera que les hubiera permitido a tu esposa y a ti apreciar el arte del canto y de la música de otra manera.

¿Sigues creyendo que el capitalismo te explota? El problema no es que el sistema te explote. El problema es que tú aun no has explotado al capitalismo.

Por Tomás Leiva Lèrou

Movimiento Sector Privado.

Revisa tambien

[COLUMNA] El emprendimiento en Chile

Si bien todos sabemos que Chile es uno de los mejores países para vivir en …

Comentarios