sáb. Ago 17th, 2019

Educación mixta: necesaria pero no suficiente.

Compartir

A lo largo de la historia reciente en Chile los movimientos estudiantiles han tomado gran relevancia en los que concierne a las políticas públicas sobre la educación. Cambios como la gratuidad universitaria o la no selección en los establecimientos escolares han sido, en parte, gracias a estos movimientos. Hoy en día una de las problemáticas más contingentes tiene que ver con todo lo relacionado a la equidad de género, problemática de la cual estos movimientos no se han mantenido al margen.

                                          Por: Sergio Fuenzalida Gauna.

El tema que ha cobrado una gran relevancia al día de hoy es la existencia de los colegios no mixtos, o mono-genéricos, y como estos afectan en la inclusión de la mujer en la sociedad actual. Para contextualizar mejor, recurriré al reciente caso del Instituto Nacional, colegio emblemático de hombres ubicado en Santiago de Chile. Un caso controversial debido a los múltiples problemas y vicios que sufrieron las elecciones para decidir el futuro de la institución, pero en las que finalmente se llegó a la decisión de que el establecimiento comenzará a ser mixto a partir del año 2020. Después de todo esto vale la pena preguntarnos, ¿cómo afecta que un establecimiento sea mixto o no? ¿qué beneficios aporta esto a nuestra sociedad?

Actualmente solo el 4% de los establecimientos educacionales en Chile son mono-genéricos, porcentaje que ha ido disminuyendo con el tiempo y que plantea una paulatina desaparición de este modelo educacional. Casos conocidos como lo ocurrido hace un tiempo el Instituto Alonso de Ercilla en Santiago o el Liceo Técnico de Valparaíso son pruebas de que la transición de colegios mono-genéricos a mixtos es posible y con buenos resultados, pero a pesar de esto, aun hay mucha gente que recela de estos futuros cambios.

Pero ¿cómo intervienen las políticas públicas en todas estas problemáticas a nivel nacional? En el ultimo tiempo la agenda de equidad de genero e inclusión han tomado una gran relevancia a nivel país, y ha afectado a múltiples esferas dentro de la sociedad. Las políticas públicas cumplen aquí el rol de formar los cimientos de lo que será una igualdad de oportunidades para niños y niñas en la educación escolar, evitando así la fuga de talentos en áreas que han sido tradicionalmente feminizadas o masculinizadas.

Otro de los beneficios de la educación no mixta es que sirve para preparar a los niños y niñas a un mundo con una convivencia mixta, tanto en el mundo laboral como estudiantil, y para complementarse en el desarrollo de diversas habilidades y puntos de opinión.

Sin embargo, esta equidad en el acceso es solo el comienzo, la educación mixta es necesaria pero no suficiente. Esta medida ayuda con la equidad de acceso y la eliminación de estereotipos de género, pero no basta, ya que por si sola no supone la completa igualdad de oportunidades.

Lo que más aporta esta medida es a la revisión y paulatina eliminación de los roles de género existentes en nuestras comunidades educativas, que coartan y restringen posibilidades para muchos y muchas estudiantes, y así lograr una comunidad escolar cada vez mas respetuosa con los y las demás, aceptando las semejanzas y diferencias que cada individuo le aporta a la sociedad.

Estas medidas no deben ser impuestas sino con un dialogo permanente entre todos los estamentos que componen las diferentes comunidades educativas, ya que es un proceso lento y paulatino, que requiere de la aceptación de todos y todas para lograr de buena manera sus cometidos. Solo así, a través del dialogo, lograremos como sociedad superar los desafíos que suponen los cambios a instituciones ya estructuradas.

Así también, todos y todas quienes componen la sociedad deben entender y continuar con este camino, largo y arduo, que llevará finalmente a una equidad entre los géneros. Hay que abrirse al dialogo y afrontar los desafíos futuros que nos plantean las generaciones venideras.

Por último, queda pendiente el desafío de lograr una completa igualdad de base para la educación escolar, estos serán los cimientos para que las futuras generaciones logren hacer cada vez mas corta esta brecha existente entre géneros. Los cambios ya llegaron y demandan cada vez más mejoras dentro de nuestra sociedad. Debemos estar abiertos al dialogo, ya que solo así podremos avanzar hacia una sociedad mas equitativa, libre de discriminaciones y violencia.

DESTACADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario el Minuto Spa © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.

Powered by WordPress Popup

Mostrar botones
Ocultar botones
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish